Web de Portalfarma

Idiomas

Este Portal utiliza cookies propias para mejorar sus servicios y prestarle una experiencia online más satisfactoria al optimizar la navegación por el mismo. Si Vd. continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra Política de Cookies del Consejo General

Navegación

Salud Pública

SÍNDROME POSTVACACIONAL

El cansancio, la falta de motivación, la dificultad para concentrarse y la ansiedad, son los principales síntomas de lo que se conoce hoy en día como “síndrome postvacacional”. Después de algunas semanas de vacaciones, el retorno al trabajo puede acarrear un estado de apatía, que si no se corrige, puede desembocar en un cuadro depresivo.

Hay algunas recomendaciones para evitar estos síntomas postvacacionales. Así, incorporarse al trabajo poco a poco, motivarse con retos a corto plazo y no estresarse intentando solucionar todos los problemas el primer día. Además también aconsejan guardar algún día libre para solucionar asuntos personales, repartir las vacaciones y evitar los días de operación retorno. De esta manera podemos reducir la sensación de agobio y preocupación. Los expertos recomiendan iniciar nuevos proyectos cuando regresamos de las vacaciones.

Sin embargo, el hecho de desconectar del trabajo durante las vacaciones, es una de las soluciones principales para volver a la vida cotidiana con las fuerzas suficientes para no sufrir ningún síntoma postvacacional. Aunque no todo el que se lo propone lo consigue. En función del puesto que se ocupe en la empresa, las responsabilidades van aumentando, y por tanto, las vacaciones se convierten en unos escasos días libres, pero muy propicios para las relaciones públicas.

Por otra parte, la empresa puede facilitar la incorporación al trabajo de sus empleados. Una opción puede ser la de realizar desayunos de reencuentro o reuniones informales de toma de contacto. El apoyo de la familia juega un papel fundamental en la transición.

Como último consejo, el empleado debe relativizar, motivarse con los nuevos proyectos, entrenarse para que el cuerpo se acostumbre a la rutina de horarios. Además, es aconsejable fraccionar las vacaciones y participar en eventos culturales y deportivos para tener la sensación de ocio a lo largo del mes de septiembre.

Como suele ocurrir en muchas ocasiones, el mejor remedio es la prevención. Una buena solución es ir incorporándose a la rutina poco a poco, de modo que la vuelta no suponga un jarro de agua fría. Ir acostumbrándose a los horarios y dietas es importante, tanto en adultos como en niños, un colectivo especialmente sensible a la vuelta de las vacaciones.

No lo olvide: Pregunte siempre a su farmacéutico. Él le informará sobre éstas y otras cuestiones relacionadas con la salud y el medicamento.

(Última modificación:05/07/2017 12:43)

Portalfarma SiteMap

© 2016 Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Todos los derechos reservados.