Web de Portalfarma

Idiomas

Este Portal utiliza cookies propias para mejorar sus servicios y prestarle una experiencia online más satisfactoria al optimizar la navegación por el mismo. Si Vd. continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra Política de Cookies del Consejo General

Navegación

Salud Pública

TOXIINFECCIONES ALIMENTARIAS

Las infecciones e intoxicaciones alimentarias son típicamente estacionales proliferando en los meses veraniegos, debido a las altas temperaturas. El principal factor que interviene en su origen y desarrollo es la falta de correcta higiene alimentaria. Nos referimos a infecciones alimentarias al hablar de aquellas en las que las bacterias se encuentran en el alimento cuando este se ingiere, multiplicándose en la persona y dando lugar a la enfermedad. Cuando hablamos de intoxicaciones alimentarias hacemos mención a enfermedades en las que las bacterias proliferan en el alimento, produciendo una sustancia tóxica para el hombre.
 
Las infecciones e intoxicaciones alimentarias están condicionadas a un conjunto de factores que deciden su infectividad y que nos pueden ayudar a prevenir la intoxicación. Así debemos tener en cuenta que la contaminación del alimento puede producirse en origen, por la manipulación incorrecta del mismo, o también puede deberse a las malas condiciones higiénicos-sanitarias. Otro de los condicionantes que puede influir sobre la toxicidad es el tratamiento dado al alimento, ya que éste puede suprimir la actividad bacteriana, como sucede en el caso de la salazón, el ahumado y por supuesto el calor. La Organización Mundial de la Salud ha redactado un documento en el que se exponen las reglas básicas a seguir en la manipulación de los alimentos para evitar posibles problemas. En este sentido se recomienda cocinar los alimentos correctamente, la temperatura debe alcanzar al menos los 70º. En los alimentos congelados debemos asegurarnos de que se descongelan completamente antes de cocinarlos. Otros consejos útiles son evitar contactos entre alimentos crudos y cocinados, mantener una correcta higiene personal, así como de utensilios que se utilicen.
 
Uno de los síntomas principales de las intoxicaciones alimentarias es la diarrea. El primer tratamiento de la diarrea, y muchas veces el único necesario, es evitar la deshidratación reponiendo las pérdidas de agua y electrolitos. En la fase aguda debe realizarse una dieta rigurosa junto con la solución rehidratante. Algunos alimentos recomendados en estos casos son el Arroz hervido, los purés, el pan tostado, los huevos duros, el pescado blanco hervido, y la carne a la plancha. También son recomendables, los zumos, la fruta, y el yogourt. Los alimentos que no se recomiendan en caso de diarrea son los ricos en fibras como legumbres secas y vegetales crudos, la pastelería, el café, el té, el alcohol, y las bebidas gaseadas y con cafeína.
 
No lo olvide: Pregunte siempre a su farmacéutico. Él le informará sobre éstas y otras cuestiones relacionadas. Y recuerde que la intervención farmacéutica supone una elevada garantía en el proceso global de adecuación, efectividad y seguridad de los tratamientos con medicamentos.

 

 

(Última modificación:05/07/2017 12:44)

Portalfarma SiteMap

© 2016 Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Todos los derechos reservados.