Web de Portalfarma

Idiomas

Este Portal utiliza cookies propias para mejorar sus servicios y prestarle una experiencia online más satisfactoria al optimizar la navegación por el mismo. Si Vd. continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra Política de Cookies del Consejo General

Navegación

Salud Pública

Incumplimiento terapéutico

Las estadísticas señalan que hay muchos enfermos que no siguen al pie de la letra su tratamiento con medicamentos. Esto resulta más evidente cuando son pacientes afectados por alguna enfermedad crónica, o en aquellos que deben tomar varios medicamentos. El incumplimiento terapéutico supone que el paciente no sigue ni cumple correctamente, bien por abuso o por omisión, las indicaciones terapéuticas recibidas. Y esto incluye, tanto la medicación, la dieta, la modificación de hábitos o la asistencia a consulta médica.
 
Las consecuencias de este incumplimiento son múltiples y sus repercusiones muy variables: muertes por enfermedades cardiovasculares, infecciones difíciles de tratar, y aumento de los ingresos hospitalarios, entre otros. Además se incrementa la realización de pruebas diagnósticas adicionales y tratamientos alternativos. Y también se produce un innecesario almacenamiento domiciliario de medicamentos.
 
La farmacia es el primer peldaño para garantizar el correcto cumplimiento terapéutico. La clave del papel del farmacéutico para favorecer este cumplimiento terapéutico descansa en la accesibilidad y disponibilidad del mismo, ya que la farmacia es el centro sanitario más inmediato, más cercano, para la mayoría de los pacientes. Además es el profesional sanitario especialista en medicamentos, motivo por el cual la sociedad le confía el control de la dispensación.
 
La facilidad de comunicación entre el farmacéutico y el paciente en un clima de confianza, pero riguroso, es probablemente una de las estrategias más importantes para ayudar al cumplimiento farmacológico. Además, es frecuente que los pacientes acudan habitualmente a la misma oficina de farmacia lo que ha permitido establecer una relación de confianza y seguridad, que facilita que el farmacéutico ejerza su papel de asesor en todo lo relacionado con el medicamento.
 
En definitiva, la información y el seguimiento por parte del farmacéutico del tratamiento farmacológico a través de la Atención Farmacéutica, son imprescindibles para el uso racional del medicamento. Organismos internacionales como el Consejo de Europa o la Organización Mundial de la Salud, apuestan por potenciar el papel del farmacéutico en el seguimiento y control de los tratamientos, en coordinación con los médicos.
 
Por ello, siga estrechamente las recomendaciones de su médico y de su farmacéutico. La acción conjunta y coordinada de estos dos profesionales sanitarios producirá unos resultados óptimos con el tratamiento. Y no dude en preguntarles cualquier duda que tenga sobre su salud y cómo preservarla o recuperarla.
 
No lo olvide: Pregunte siempre a su farmacéutico. Él le informará sobre éstas y otras cuestiones relacionadas. Y recuerde que la intervención farmacéutica supone una elevada garantía en el proceso global de adecuación, efectividad y seguridad de los tratamientos con medicamentos.

(Última modificación:05/07/2017 12:46)

Portalfarma SiteMap

© 2016 Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Todos los derechos reservados.