Web de Portalfarma

Idiomas

Este Portal utiliza cookies propias para mejorar sus servicios y prestarle una experiencia online más satisfactoria al optimizar la navegación por el mismo. Si Vd. continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra Política de Cookies del Consejo General

Navegación

Salud Pública

ANABOLIZANTES Y ENDORFINAS

Los anabolizantes son derivados sintéticos de la testosterona, que es la hormona masculina fisiológica. Incrementan la masa muscular y la fuerza y poseen además efecto antianémico. Además, con su administración se observa una recuperación más rápida tras entrenamientos de intensidad, ya que reduce la sensación de dolor, disminuye los niveles de fatiga y tiene también un importante efecto psicológico, ya que aumenta la confianza en uno mismo. Son muy utilizados por los deportistas de elite pero su uso se considera dopaje y está prohibido y, lo que es más importante, conlleva un peligro para la salud. Así, se puede producir con su uso indebido: trastornos de la coagulación y del metabolismo, depresión, euforia, irritabilidad, hiperactividad, trastornos del sueño, alucinaciones y ansiedad.
 
Otra de las sustancias utilizadas por quienes presentan una obsesiva preocupación por su aspecto físico son las endorfinas. Las endorfinas son un grupo de hormonas fisiológicas que ocasionan analgesia y una sensación de felicidad y relajación. Según ciertos investigadores las endorfinas se liberan a la circulación cuando se alcanza el 76% de la frecuencia cardiaca máxima de entrenamiento. La liberación de estas hormonas tiene como fin contrarrestar el dolor o la sensación de cansancio extremo que el ejercicio intenso y prolongado produce en el deportista, y ésta es otra causa de la dependencia que sufren estos pacientes. Cuanto más ejercicio realizan, mayor es la cantidad de endorfinas que liberan a sangre y por tanto, mejor se sienten. La consecuencia es que cada vez realizan más ejercicio físico para buscar mayor sensación de placer. A medida que pasa el tiempo, se requiere una mayor cantidad de endorfinas para poder soportar el dolor, y sólo se obtienen más con un ejercicio más prolongado e intenso, provocando una verdadera adicción a esta sustancia.
 
No hay que olvidar que el deporte es un hábito saludable que ayuda a prevenir enfermedades, relajar tensiones y desarrollar una adecuada forma física. Cuando el deporte se realiza en el ambiente de la alta competición o si existe una obsesión por la realización del mismo, puede dejar de ser beneficioso y convertirse en algo incluso dañino para la salud.
 
No lo olvide: Pregunte siempre a su farmacéutico. Él le informará sobre éstas y otras cuestiones relacionadas. Y recuerde que la intervención farmacéutica supone una elevada garantía en el proceso global de adecuación, efectividad y seguridad de los tratamientos con medicamentos.
los tratamientos con medicamentos.

 

(Última modificación:27/02/2017 13:00)

Portalfarma SiteMap

© 2016 Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Todos los derechos reservados.