Web de Portalfarma

Idiomas

Este Portal utiliza cookies propias para mejorar sus servicios y prestarle una experiencia online más satisfactoria al optimizar la navegación por el mismo. Si Vd. continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra Política de Cookies del Consejo General

Navegación

Salud Pública

TATUAJES Y PIERCING

La extensión de un modelo estético que implica la decoración del cuerpo humano con tatuajes sobre la piel y perforaciones para poner anillos, pendientes y otros objetos metálicos - técnica conocida como piercing - está dando lugar a la proliferación de establecimientos donde personal sin ningún tipo de formación sanitaria se dedica a la realización de estas prácticas. Este hecho aumenta el riesgo potencial de transmisión de enfermedades. Por esto, en enero de 2001 la Generalitat de Catalunya aprobó un decreto por el que se establecían las normas sanitarias aplicables a los establecimientos donde se realizan tatuajes y piercings. El objetivo no es otro que aumentar el nivel de protección de la salud tanto de los usuarios como de el personal que realiza estas actividades.
 
Son muchos los jóvenes que se han unido a la moda de tatuajes y piercings, decoraciones corporales que pueden resultar peligrosas si no se toman las medidas necesarias en el momentos de aplicarlas en la piel. Hay que tener en cuenta que los pigmentos utilizados en la técnica del tatuaje, son depositados a entre 1 y 3 milímetros de la piel, donde llegan los capilares sanguíneos, de forma que existe la posibilidad no sólo de infecciones cutáneas, sino también de contagio de otras infecciones como la hepatitis B o C, e incluso el SIDA.

Expuestos los riesgos de contagio asociados a la realización de tatuajes y piercing, Esta normativa establece la formación que deben acreditar quienes los realizan. Del mismo modo regula las normas sanitarias a estos establecimientos no sanitarios y las normas de higiene de los aplicadores y de los materiales que utilizan.
 
En este sentido, serán estériles y de un solo uso las agujas, las jeringuillas, los tintes y otros elementos o materiales que penetren o atraviesen la piel, las mucosas u otros tejidos, así como el utillaje de rasurado y afeitado. Además, siempre se utilizarán guantes desechables y no se podrán usar navajas tradicionales ni elementos de hojas no desechables. Los materiales que no sean de un solo uso deben permitir la esterilización o desinfección.
Respecto a la formación, los aplicadores de tatuajes y piercings, deberán de disponer de un nivel de conocimientos suficientes para realizar una prevención efectiva de los riesgos para la salud asociados a estas actividades. Aunque esté de moda decorarse el cuerpo, hay que hacerlo con garantías y tener siempre presente que tatuaje o un piercing no puede hacerse en cualquier local, no pude hacerlo cualquier persona y es preciso que se tomen estrictas medidas higiénicas.
 
No lo olvide: Pregunte siempre a su farmacéutico. Él le informará sobre éstas y otras cuestiones relacionadas. Y recuerde que la intervención farmacéutica supone una elevada garantía en el proceso global de adecuación, efectividad y seguridad de los tratamientos con medicamentos.

(Última modificación:24/02/2017 17:59)

Portalfarma SiteMap

© 2016 Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Todos los derechos reservados.