Web de Portalfarma

Idiomas

Este Portal utiliza cookies propias para mejorar sus servicios y prestarle una experiencia online más satisfactoria al optimizar la navegación por el mismo. Si Vd. continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra Política de Cookies del Consejo General

Navegación

Salud Pública

Difteria, Tétanos, Tos ferina (dTpa)

¿Qué es?

La difteria es una infección aguda de la mucosa laríngea o faringolaríngea provocada por la bacteria Corynebacterium diphteriae o bacilo de Klebs-Löffler, que produce una toxina sistémica que, sin un tratamiento adecuado, puede generar importantes complicaciones cardiacas o del sistema nervioso central.

Se presenta como un cuadro de laringitis con fiebre alta, malestar general, disfonía y tos irritativa. Son frecuentes los paroxismos con disnea, estridor, que es el sonido producido por la obstrucción respiratoria, y tos "perruna". Es característica la formación de unas membranas blanquecinas o grisáceas en la mucosa de las vías respiratorias superiores que al desprenderlas dejan una superficie sangrante.

El tratamiento comprende la neutralización de la toxina mediante gammaglobulina intravenosa, la erradicación del bacilo con antibioterapia como penicilina o, en caso de intolerancia, eritromicina, y las medidas generales comunes.

La actual pauta de vacunación sistemática con toxoide diftérico, junto al toxoide tetánico, es la responsable de la importante disminución de los casos de esta enfermedad. Actualmente, la vacuna para la difteria, se comercializa combinada trivalente DTP (Difteria-Tétanos-Pertussis), DTPa (Difteria-Tétanos-Pertussis acelular) o bivalente (DT) para vacunación infantil, que puede ser empleada desde los dos meses de edad del niño si fuese necesario. También existen combinaciones bivalentes (Td y dTpa) para su uso en adultos.

El tétanos es un trastorno infeccioso, causado por las potentes toxinas proteicas producidas por "Clostridium tetani", la tetanoespasmina o toxina tetánica y la tetanolisina. Se caracteriza por la afectación del sistema nervioso central lo que da lugar a espasmos tónicos persistentes e incontrolados, con exacerbaciones breves violentas. El espasmo suele comenzar en los músculos del cuello y la mandíbula de manera aguda y una proporción elevada de los afectados mueren.

Se conocen diversas formas clínicas del tétanos: la enfermedad generalizada, la neonatal, la localizada y el tétanos cefálico. El tétanos generalizado es la forma más común y su periodo de incubación oscila entre los 2 a los 50 días, con una media alrededor de los 7 días. El tétanos neonatal afecta a los niños nacidos de madres no vacunadas por infección del cordón umbilical. Aparece en las primeras semanas de vida y los rasgos típicos consisten en dificultad para succionar el pecho, llanto persistente, rigidez y espasmos, adoptando la forma generalizada. El tétanos local es la forma menos frecuente cuyas manifestaciones se limitan a los músculos próximos a la herida y presenta un pronóstico excelente. Dentro de este tipo, existe el tétanos cefálico, que tiene lugar tras una lesión craneal o tras la infección de un oído. Este afecta a los pares craneales, principalmente al séptimo, el periodo de incubación oscila entre 1 y 2 días y la mortalidad resulta elevada.

La inmunoglobulina antitetánica humana específica como es la Gamma Anti-Tétanos Grifols se indica en caso de tétanos manifiesto, en heridas potencialmente tetanígenas en individuos no vacunados, en situación inmunitaria incierta y en casos de contraindicaciones de la vacuna.

Como vacunas contra el tétanos, se encuentran la vacuna triple (DTP) o la combinada con toxoide diftérico (DT y Td). La inmunogenicidad persiste durante 10-13 años, necesitando posteriormente dosis de refuerzo. Las principales indicaciones son la aplicación sistemática a todos los niños mayores de 2 meses, en caso de heridas o lesiones tetanígenas siguiendo las pautas recomendadas, en adolescentes o adultos insuficientemente vacunados, mal vacunados o no vacunados y en el embarazo y mujeres en edad fértil para prevenir el tétanos neonatal.

La tos ferina es una enfermedad respiratoria aguda altamente contagiosa cuyo microorganismo causante es Bordetella pertussis, un cocobacilo gram negativo.

La enfermedad se divide en tres periodos: catarral que suele durar entre 1 y 2 semanas y se caracteriza por infección del aparato respiratorio superior y tos paroxística, paroxístico que dura entre 2 y 4 semanas con tos convulsiva y mucosidades claras y adherentes, y de convalecencia, que dura entre 1 y 2 semanas en las que los paroxismos de tos disminuyen de forma progresiva en cuanto a intensidad y frecuencia. Las complicaciones más graves de esta enfermedad son la bronconeumonía y la encefalitis aguda.

La población diana son los lactantes menores de 6 meses y los niños menores de 4 años que no han sido inmunizados previamente, por ello, la importancia de la vacunación contra la tos ferina durante el embarazo.
Como prevención y tratamiento, no se encuentra comercializada ninguna vacuna antipertussis monovalente, sólo combinada como DTPe (Pertussis de células enteras) que se compone de suspensiones de Bordetella pertussis inactivada o DTPa (Pertussis acelular) que es de gran eficacia con una inmunogenicidad de unos 12 años.
La vacuna combinada frente a difteria, tétanos y tos ferina es la de elección en niños para la profiaxis de las tres enfermedades y actualmente, se suelen combinar con otros antígenos como el Hib, el virus de la hepatitis B o el virus del polio inactivada.

Vía de administración y dosis

Se inyecta vía intramuscular en el muslo o brazo.

A partir de 7 años de edad y en adultos la vacuna recomendada es Td. La pauta de vacunación en personas no vacunadas es de 1-2-6 ó 12 meses. Siempre hay que aplicar dosis de recuerdo a los 10 años.

Reacciones adversas

Las reacciones adversas son poco frecuentes y leves como fiebre, leve hinchazón o enrojecimiento en el punto inyección, ligera irritabilidad o somnolencia. Excepcionalmente puede aparecer llanto persistente, alteraciones neurológicas o reacciones alérgicas.

De manera excepcional, puede provocar llanto persistente o alteraciones neurológicas debido a los otros componentes de la vacuna combinada. ​​

(Last Modified Date:20/09/2017 12:59)

Portalfarma SiteMap

© 2019 Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Todos los derechos reservados.