Web de Portalfarma

Idiomas

Este Portal utiliza cookies propias para mejorar sus servicios y prestarle una experiencia online más satisfactoria al optimizar la navegación por el mismo. Si Vd. continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra Política de Cookies del Consejo General

Navegación

Salud Pública

Qué es el virus del Ébola y qué enfermedad provoca

La infección por virus Ébola provoca  una enfermedad grave, frecuentemente mortal. El primer brote de esta enfermedad se fecha en 1976, localizándola en la República Democrática del Congo (ex Zaire), junto al río Ébola, término que acabó dando nombre al virus identificado por primera vez en aquel momento.

El virus Ébola pertenece al género Ebolavirus (familia Filoviridae) y hasta el momento se han identificado cinco especies: Zaire, Sudán, Reston, ebolavirus Taï Forestal y Bundibugyo. Su letalidad y capacidad de contagio le hacen excepcionalmente peligroso, hasta el punto que se le asigna un nivel 4 de bioseguridad de patógenos (BSL-4; grupo de riesgo 4) y requiere medidas de contención y protección especiales, especialmente para los profesionales sanitarios que actúan en su ambiente.

El periodo de incubación oscila entre 4 y 10 días, aunque puede variar entre 2 y 21. Su tasa de letalidad, al menos para las infecciones del ebolvirus Zaïre, supera el 50% y, en muchos casos, se aproxima al 90%. Su capacidad de contagio es excepcionalmente elevada, pudiendo transmitirse por contacto directo con sangre infectada, secreciones, tejidos, órganos u otros fluidos corporales, tanto de personas vivas como muertas.

Asimismo, también puede haber transmisión a través de prendas de vestir y otras prendas personales contaminadas con fluidos corporales. No se ha documentado la transmisión a través del aire, por lo que la forma de transmisión más probable es el contacto personal; en este sentido, las ceremonias funerarias tradicionales que incluyen el lavado y el manejo del cuerpo sin vida presentan un riesgo especial,  así como el manejo de pacientes vivos o muertos son consideradas como las principales formas de contagio; la transmisión sexual no ha sido demostrada para los ebolavirus, pero considerando otros virus de la misma familia, probablemente es factible. Los ebolavirus pueden sobrevivir en líquidos o material desecado durante varios días.

Los ebolavirus pueden ser inactivados mediante radiación ultravioleta (UV) y gamma, por calor (a 60ºC durante una hora o 100º C durante cinco minutos). También es sensible al cloro (soluciones de hipoclorito sódico: lejía) y a otros desinfectantes. Sin embargo, ni la refrigeración ni la congelación son capaces de inactivar a los ebolavirus.

Los síntomas clínicos de la enfermedad pueden variar de un paciente a otro, aunque el comienzo suele ser generalmente súbito y caracterizado por fiebre alta, postración, mialgia o dolor muscular intenso, artralgias, dolor abdominal y cefalea. Al cabo de una semana, aproximadamente, se manifiesta por todo el cuerpo un cuadro eruptivo en la piel, con frecuencia de carácter hemorrágico. De hecho, hay hemorragias en prácticamente todos los órganos y localizaciones donde hay mucosas; esto es particularmente frecuente para el tracto gastrointestinal, lo que provoca abundantes hemorragias que se manifiestan tanto a nivel bucal como anal. En caso de evolución irreversible, el paciente suele morir como consecuencia directa del cuadro hemorrágico masivo, que determina un shock hipovolémico.

Hasta el momento, no existe ningún tratamiento preventivo ni curativo específico para esta enfermedad y la única opción actual pasa por un tratamiento conservador y de mantenimiento de las constantes vitales. Se está trabajando en el desarrollo de una vacuna inactivada utilizando como soporte virus del resfriado común que, por el momento, parece estar superando las pruebas realizadas en animales de experimentación.

(Last Modified Date:09/03/2017 9:48)

Portalfarma SiteMap

© 2020 Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Todos los derechos reservados.