Web de Portalfarma

Idiomas

Navegación

Salud Pública – Campañas

Campaña de Hidratación 2018 - Insuficiencia cardiaca

Campaña Hidratación 2018 - CGCOF
María Rosario Pastor Martín
Vocal Provincial de Alimentación
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zamora

Pautas de hidratación en personas con insuficiencia cardiaca

La insuficiencia cardíaca es una enfermedad en la que el corazón pierde la capacidad de bombear sangre rica en oxígeno al resto del cuerpo. Una de las consecuencias de la disfunción del corazón es que los líquidos tienden a acumularse en el organismo.

Si un paciente con insuficiencia cardíaca toma una cantidad de líquidos superior a sus necesidades individuales, pueden aparecer síntomas como hinchazón, especialmente de las extremidades inferiores, aumento brusco e injustificado de peso y dificultad para respirar. Disminuir la ingesta de líquidos y de sal podría ayudar a prevenir estos síntomas.

No obstante, no es necesario que cualquier persona con insuficiencia cardiaca limite la ingesta de líquidos, ya que normalmente con reducir la ingesta de sodio siguiendo una dieta baja en sal, será suficiente para evitar la acumulación de líquidos en el organismo. La mayoría de los pacientes con insuficiencia cardíaca solo necesitarán disminuir la ingesta de líquidos cuando la enfermedad se encuentre en un estado avanzado.

Recomendaciones generales en personas con insuficiencia cardiaca

  • Seguir las instrucciones del médico en relación a qué cantidad de líquido se debe consumir a diario. Es muy importante limitar los líquidos al nivel que el médico recomiende. Cuando el paciente tenga sed, puede mitigarla masticando chicle, enjuagándose la boca con agua fría, o chupando una rodaja de limón, porciones pequeñas de hielo o fruta congelada.
  • Llevar un registro de las cantidades de líquido que el paciente ingiere a diario.
  • Restringir el consumo de sal, ya que puede aumentar la sensación de sed y favorecer la acumulación de líquidos en el organismo. Por tanto, es aconsejable seguir una dieta baja en sal, sin olvidarse de la sal oculta en los alimentos (alimentos enlatados y congelados, embutidos, etc.).
  • Limitar en la medida de lo posible el consumo de alcohol. El alcohol puede aumentar la tensión arterial, con el consiguiente esfuerzo del corazón. Además, debido a la necesidad de limitar la ingesta de líquidos, es mejor elegir líquidos más saludables.
  • Permanecer en ambientes frescos.

Bibliografía

  • American College of cardiology. Insuficiencia cardiaca: cómo limitar su consumo de líquidos. [Online]; 2015 [acceso 20 de mayo de 2018]. Disponible en: https://www.cardiosmart.org/~/media/Documents/Fact%20Sheets/es-US/tb1470.ashx.
  • Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. MedlinePlus. Insuficiencia cardíaca - líquidos y diuréticos. [Online]; [acceso 20 de mayo de 2018]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000112.htm.
  • Mant J, Al-Mohammad A, Swain S, Laramée P, Guideline Development Groupe. Management of chronic heart failure in adults: synopsis of the National Institute For Health and clinical excellence guideline. Ann Intern Med. 2011; 155(4): 252-9.
  • Nieminen M, Böhm M, Cowie M, Drexler H, Filippatos G, Jondeau G et al. Guías de Práctica Clínica sobre el diagnóstico y tratamiento de la insuficiencia cardíaca aguda. Versión resumida. Rev Esp Cardiol. 2005; 58(4): 389-429.
  • Reed B, Sueta C. A Practical Guide for the Treatment of Symptomatic Heart Failure with Reduced Ejection Fraction (HFrEF). Curr Cardiol Rev. 2015; 11: 23-32.

(Última modificación:01/08/2018 11:00)

Portalfarma SiteMap

© 2016 Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Todos los derechos reservados.