Web de Portalfarma

Idiomas

Navegación

Salud Pública – Campañas

Campaña de Hidratación 2018 - lactantes y niños

Campaña Hidratación 2018 - CGCOF
María Jesús Moreno Aliaga
Vocal Provincial de Alimentación
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Navarra

Pautas de hidratación en lactantes y niños

Está bien establecido que la composición corporal varía notablemente con la edad, caracterizada, entre otros factores, por una disminución del contenido de agua (como porcentaje de la masa corporal) en el organismo. 

Así, durante la etapa fetal, el contenido en agua supone en torno al 90% del peso corporal, y en el recién nacido un 75%. De igual manera, las necesidades hídricas se modifican también con la edad, y los lactantes necesitan proporcionalmente de 2 a 3 veces más agua (del 10 al 15% de su peso corporal) que los adultos (del 2 al 4% de su propio peso).

Es muy importante garantizar una adecuada hidratación en las primeras etapas de la vida,  ya que los lactantes son más vulnerables a desequilibrios hidroelectrolíticos.

Recomendaciones de hidratación

De acuerdo, a la European Food Safety Authority (EFSA), las recomendaciones para la ingesta de agua en niños y adolescentes serían:

En lactantes:

  • 0-6 meses: 0,7 l/día, obtenidos a partir de la leche materna.
  • 7-12 meses: 0,8 a 1 l/día, asumiendo que provienen de la leche materna y de otros alimentos y bebidas complementarias.

En niños, la ingesta recomendada de agua varía con la edad:

  • 1-2 años: 1,1-1,2 l/día.
  • 2-3 años: 1,3 l/día.
  • 4-8 años: 1,6 l/día.

En el caso de adolescentes:

  • 9-13 años: 2,1 l/día para niños y 1,9 l/día para niñas.
  • Los adolescentes a partir de 14 años se consideran adultos en cuanto a la ingesta de agua recomendada y por lo tanto se aplican las recomendaciones para adultos (2,5 l/día para niños y 2,0 l/día para niñas).

Es importante tener en cuenta que la ingestión de agua debe ser siempre proporcional a la ingesta de energía (estimándose en un mínimo aproximado de 1 ml por cada kilocaloría ingerida).

También hay que tener en consideración que algunos procesos patológicos (como infecciones o los que cursan con fiebre, vómitos y diarrea) incrementan las necesidades de líquidos, por lo que algunos autores amplían esta necesidad de agua hasta los 150 ml/kg/día.

Otro aspecto importante a considerar es que la actividad física infantil, que ocupa una parte importante durante la niñez y la adolescencia, afecta de manera importante no solo al gasto energético, sino también al equilibrio hídrico. De hecho, los requerimientos de hidratación durante el ejercicio van a venir claramente condicionados en función de la edad, el sexo, el estado físico, así como por la duración e intensidad de la actividad física a realizar y por factores ambientales como la temperatura exterior, el viento y la humedad del aire, entre otros.

Los niños presentan una menor tolerancia al calor que los adultos, especialmente si realizan actividad física en ambientes cálidos. Por ello, la cantidad de líquido recomendado debe ser superior para los que practican ejercicio físico de forma habitual o durante la época veraniega.

Como recomendación, la hidratación debe preceder al esfuerzo, y proseguirse durante y después del esfuerzo, y siempre debe ser personalizada, en función de las características físicas y de salud de cada niño, de su actividad física y factores medioambientales de su entorno.

Especialmente en lactantes y niños pequeños, es muy importante que los padres y cuidadores identifiquen los signos de deshidratación (llanto sin lágrimas, lengua y boca secas, piel seca y de aspecto grisáceo, fontanela hundida en los bebés, menor cantidad de orina), y conozcan cómo proceder para rehidratar adecuadamente.

Bibliografía

  • EFSA. Scientific Opinion on Dietary Reference Values for water. EFSA Journal. 2010; 8(3): 1459. Disponible en: http://www.efsa.europa.eu/en/scdocs/doc/1459.pdf.
  • Martínez JR, Villarino AL, Polanco I, Iglesias C, Gil P, Ramos P, López A, Ribera JM, Maraver F, Legido JC.  Recomendaciones de bebida e hidratación para la población española. Spanish guidelines for hydration. Nutr Clín Diet Hosp. 2008; 28(2): 3-19.
  • Nissensohn M, Sánchez-Villegas A, Ortega RM, Aranceta-Bartrina J, Gil Á, González-Gross M, Varela-Moreiras G, Serra-Majem L. Beverage Consumption Habits and Association with Total Water and Energy Intakes in the Spanish Population: Findings of the ANIBES Study. Nutrients. 2016; 8(4): 232.

(Última modificación:01/08/2018 11:00)

Portalfarma SiteMap

© 2016 Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Todos los derechos reservados.