Web de Portalfarma

Idiomas

Navegación

Salud Pública – Campañas

Campaña de Hidratación 2018 - Personas mayores

Campaña Hidratación 2018 - CGCOF
Fermín Jaraíz Arias
Vocal Provincial de Alimentación
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cáceres

Pautas de hidratación en personas mayores

A lo largo de la vida y según se va envejeciendo el contenido de agua en el cuerpo disminuye y aumenta el riesgo de deshidratación, por lo que se deben vigilar dichas consecuencias y tener ciertas precauciones en la hidratación de las personas mayores.

Es muy importante atender a una hidratación correcta en las personas mayores, ya que la pérdida de agua y la necesidad de ingesta pueden pasar inadvertidas.

La deshidratación se asocia con un aumento en las tasas de mortalidad entre los pacientes de mayor edad y puede acelerar la hospitalización, así como aumentar el riesgo de repetidas estancias en el hospital.

Diferentes causas de morbilidad, como deterioro cognitivo, confusión aguda, caídas o estreñimiento están asociados también a la deshidratación.

Existe una disminución de la cantidad de agua corporal de aproximadamente un 15% entre los 20 y 80 años de edad y con esta disminución, el organismo se vuelve más susceptible a la deshidratación por pequeñas pérdidas de agua corporal.

En esta etapa de la vida el mecanismo que desencadena la sed está alterado. Por lo tanto, se recomienda ingerir líquidos con regularidad a lo largo de todo el día.

Como consecuencia del envejecimiento, los riñones tienen menor capacidad para concentrar la orina, y retener agua en caso de necesidad. Al envejecer los riñones, su capacidad para excretar sodio se ve también limitada.

El consumo insuficiente de líquidos también puede ser resultado de limitaciones, como problemas para deglutir, movilidad reducida o desórdenes de comunicación y comprensión.

Factores relacionados con ciertas enfermedades, como la incontinencia urinaria, pueden aumentar las pérdidas de agua.

La deshidratación puede ser también causada por una temperatura elevada, soledad (vivir solos, falta de cuidador), o el uso de medicamentos laxantes o diuréticos.

La prevención se basa principalmente en asegurar un consumo de líquidos adecuado.

Es importante concienciar a los mayores, sus familiares y cuidadores sobre los riesgos de la deshidratación y sus consecuencias.

Necesidades de líquidos en personas mayores

Las necesidades de líquidos se han calculado en torno a 30-35 ml/kg/día. En una persona mayor, con un peso cercano a los 70 Kg, esto supone la necesidad de ingerir en condiciones normales aproximadamente unos 2.100 - 2.450 ml de líquido diarios.

Otro sistema para cuantificar los requerimientos de líquidos es a través de la ingestión de energía: de 1 ml de líquido por cada Kcal aportada en la dieta. Así, por ejemplo, en una dieta de 2.000-2.500 Kcal conllevaría ingerir unos 2.000 - 2.500 ml de líquidos.

Las necesidades hídricas se ven incrementadas en diferentes situaciones como estrés, mayor actividad física, aumento de la temperatura ambiental, presencia de fiebre, pérdidas de líquidos por vómitos y/o diarreas, diabetes descompensada, quemaduras, etc. Y los requerimientos se deben aumentar a 1,5 ml de líquido por Kcal aportada en la dieta.

Recomendaciones generales en personas mayores

  • No esperar a tener sed. Se deben ingerir líquidos a lo largo del día.
  • Asegurarse de tener acceso a líquidos.
  • Crear hábitos que fomenten el consumo de agua junto con los medicamentos.
  • Ofrecer a las personas mayores sus bebidas preferidas.
  • Asegurarse de que hay un consumo mínimo de 1,5 l en períodos en los que el riesgo de deshidratación sea mayor.

Bibliografía

  • Aranceta J, Arija V, Aldalur E, Martínez E, Ortega RM, Pérez-Rodrigo C, Quiles J, Rodríguez A, Román B, Salvador i Castell G, Tur JA, Varela-Moreiras G, Serra-Majem Ll. Guías alimentarias para la población española (SENC, diciembre 2016); la nueva pirámide de la alimentación saludable. Nut Hosp. 2016; 33(Supl 8): 1-48.
  • EFSA. Scientific Opinion on Dietary Reference Values for water. EFSA Journal. 2010; 8(3): 1459. Disponible en: http://www.efsa.europa.eu/en/scdocs/doc/1459.pdf.
  • Grande Covián F. Necesidades de agua y nutrición. Fundación española de nutrición. Serie de Informes. 1993.
  • Pilar Lecuona Anzizar y Juan José Calvo Aguirre. Alimentación del anciano. En: José Manuel Reuss Fernández. Manual de Medicina Geriátrica en Residencias. Madrid: Edimsa. 2000. 769-80.
  • Ramos Cordero P, Nieto López-Guerrero J y Serrano Garijo P. Requerimientos hídricos en diferentes edades y en situaciones especiales: Requerimientos hídricos de los ancianos. En: Martinez Alvarez J, Iglesias Rosado C (editores). El Libro Blanco de la Hidratación. Madrid: Ediciones Cinca; 2006. 92-102.

(Última modificación:01/08/2018 11:59)

Portalfarma SiteMap

© 2016 Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Todos los derechos reservados.